Tiempo de lectura: 2 minutos

Tres trucos para superar el síndrome postvacacional

Sabemos que el síndrome postvacacional es real, existe y lo estamos viviendo… atrás quedaron esos días de descanso y desconexión en la playa, la montaña o practicar nuestra actividad favorita, sin stress ni preocupaciones.

La vuelta a la realidad es como una bofetada helada que no te esperas aunque sepas que todos los años es lo mismo. Por eso, queremos darte algunos consejos de cosas que puedes hacer para ir aterrizando en la realidad poco a poco.

1.- Sigue disfrutando del verano: Seamos sinceros, en España el verano no termina hasta… ¿octubre? Aprovecha que todavía hace bueno y anochece tarde para seguir quedando con amigos, practicar actividades al aire libre, ir a la piscina y mantener el moreno… intenta compaginar la responsabilidad laboral con el ocio del verano. Sabemos que no es lo mismo, pero lo bueno no tiene que acabar de golpe.

2.- Incorpora nuevas rutinas: septiembre suele ser el mes de los buenos propósitos, como Año Nuevo pero más morenos. Nuestro consejo es intentar incorporar aquel propósito que te apetece llevar a cabo e invertir la energía positiva del verano en él. Si te planteas practicar algún deporte eso hará que, además de sentirte bien con el reto, te sientas bien de manera saludable, lo que hará que tu estado de ánimo también sea más positivo. Si eres de esas personas a las que les cuesta incorporar una rutina, una buena opción son las clases en grupo o la opción de un entrenador personal que te ayudará a aumentar tu motivación.

3.- No hacerlo todo de golpe: A la vuelta de vacaciones parece que se nos acumulan las cosas pendientes que se quedaron paradas durante esos días que hemos estado fuera. También hay que ponerse al día con la rutina familiar, el colegio, el trabajo… Planifica bien las tareas y divídelas por días, así cumplirás con todo sin agobiarte y te quedará tiempo suficiente para poder venirte al Club ¡y disfrutar un rato!

Recuerda, lo más importante para volver a la rutina es mantener una actitud positiva, con ella veremos como la adaptación es más llevadera y se abre un mes lleno de nuevas oportunidades y nuevos retos.

Cuida tu cuerpo y tu mente para encontrar el equilibrio estos días, retoma las buenas costumbres deportivas, las clases y visitas al club, donde podrás encontrarte con amigos y compañeros que harán de esos momentos una desconexión total con la que recargar pilas y seguir afrontando el día a día.

¡Te esperamos!

Encontrar un club
Ir al contenido