Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Eres nuevo en los entrenamientos de intervalos en alta intensidad (HIIT)?

HIIT o entrenamientos de intervalos de alta intensidad es un tipo de entrenamiento en el que trabajas al 100% en bloques de ejercicios, al que le dedicas la totalidad de tu esfuerzo. Esto se complementa con cortos períodos en los que la intensidad será algo más baja, y de este modo te permitirá tomarte un respiro. Se puede practicar aeróbicamente con cardio o anaeróbicamente con peso.

Este tipo de entrenamientos se ha hecho muy famoso en los últimos años y tiene múltiples beneficios. Para aquellos a los que les interesa saber qué tipo de beneficios le aporta, porque está pensando en adentrarse en esta nueva modalidad de entrenamiento, las líneas que siguen puede que le resulten muy interesantes.

¿Qué esperar de este tipo de clases?

A pesar de que los entrenamientos en alta intensidad o HIIT los puedes realizar en cualquier lugar, cada vez son más los gimnasios que ofrecen este tipo de entrenamientos con un entrenador cualificado que podrá ayudarte cuando lo necesites. Estas clases siguen un patrón muy específico- se realizan distintos ejercicios en un periodo concreto de tiempo.

Las clases suelen durar entre media y una hora, empezando con calentamiento a menudo corriendo, saltos a cuclillas, haciendo zancadas y levantamientos- Después empezarás a alternar períodos de mayor y menor esfuerzo. A medida que el tiempo aumente y los períodos de tiempo cambien, siempre tendrás un período de trabajo duro seguido de un período de descanso, repetido a lo largo de muchos intervalos. Uno de los formatos más comunes es de 20 segundos de trabajo, 10 de descanso conformado en apartados de ocho (por lo que hacer un intervalo completo durará en torno a 4 minutos en total).

Cada intervalo incluye diferentes series de ejercicios. Como este tipo de entrenamientos ayuda a trabajar a todo el cuerpo, cada movimiento pondrá en marcha múltiples músculos, incorporando ejercicios pliométricos e isométricos junto con cardio.

Por cada ejercicio, podrás hacer rotaciones de saltos de piernas, flexiones pliométricas, carreras de rodillas altas y burpees. Algunas clases incluyen equipo tal como pesas, peso libre, cajones, mientras que en otras simplemente con tu cuerpo te bastará.

Al finalizar la clase estarás sin aliento y sudado durante algunos minutos, así que no olvides una botella de agua y una toalla. Ve a tu propio ritmo si eres principiante y cuenta con tu entrenador si cualquier parte de los ejercicios te causan molestias, ya que será capaz de modificarlo o de ayudarte a evitar una lesión.

HIIT tiene muchos beneficios

1. Te ayuda a perder grasa y a remodelar tu cuerpo de un modo más sano.

HIIT ayuda a incrementar tu metabolismo tanto como continuas quemando calorías durante hasta 24h después de cada entrenamiento. Esto es extremadamente efectivo, especialmente comparado con una actividad como yoga donde paras de quemar calorías cuando la actividad finaliza.

Este tipo de ejercicios también estimula la producción de la hormona del crecimiento (HGH) con un alto porcentaje. Algo muy positivo, ya que la HGH ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento y a desarrollar un músculo delgado.

2. Incrementa tu capacidad aeróbica y el umbral de lactato.

Poner en práctica este tipo de ejercicios eleva tu capacidad de tomar oxígeno, contribuyendo a tu capacidad aeróbica, de este modo podrás correr más lejos y más rápido por más tiempo. También aumenta tu capacidad para manejar el aumento del ácido láctico contribuyendo a fortalecer tus músculos, de esta forma tu resistencia aumentará.

3. Musculará y tonificará tu físico.

Se ha comprobado que poner en práctica este tipo de ejercicios tiene un efecto anabólico cuando lo combinas con una alimentación adecuada -básicamente que te ayuden a muscular.  Esto es distinto para un ritmo constante de cardio, con largas distancias de correr, lo cual es catabólico y puede causar la pérdida de masa muscular. Solo tienes que comparar el físico de un runner de sprint y el de una maratón para ver los diferentes efectos.

4. Es rápido y eficiente.

Este tipo de entrenamientos son muy rápidos, duran en torno a 30 minutos en total. Es perfecto para aquellos que quieren lograr resultados en un período corto de tiempo. Que duren tan poco tiempo lo hace perfecto, ya que te permite encontrar un hueco en el descanso para comer o a primera hora de la mañana para los más valientes.

5. No necesitas material.

Para practicar HIIT no necesitas material, la mayor parte de sus ejercicios son basados en cardio y peso corporal. Lo que significa que puedes practicar estos ejercicios sin importar donde estés. Es una buena opción para aquellos que viajan mucho, ya que puedes practicarlo en cualquier lugar, siempre que dispongas de un poco de espacio para hacerlo.

6. ¡No te aburrirás!

Unas de las mejores cosas de este tipo de entrenamiento es que es muy rápido y repleto de muchos ejercicios que harán que el tiempo pase volando. Con un previo calentamiento y la cantidad de ejercicios que realizarás en cada sesión, no tendrás ni un segundo para aburrirte.

Si estás interesado en comenzar este tipo de entrenamientos o te gustaría recibir algunos aconsejos para empezar a ponerlo en práctica con un entrenador personal, ponte en contacto con tu David Lloyd Club más cercano y nos pondremos manos a la obra.

 

 

 

Encontrar un club
Ir al contenido